La web la hace mi sobrino

Sabias que el 40% de mis clientes llegan buscando una solución para su sitio web con el cual no se sienten identificados o no tienen los resultados esperados? Sucede que muchas veces para ahorrar dinero se suele encargar el diseño a un pariente, un amigo o alguien de confianza para abaratar costos o conseguirlo incluso gratis.

Y cuando alguien nos hace la web gratis, nos la hará de la manera más sencilla, sin realizar un análisis correcto de las necesidades de su negocio, sin optimizar el codigo para una correcta indexación para los principales buscadores y sin una correcta adaptación a los diferentes dispositivos que existen en la actualidad.

Muchos son los parametros y los requerimientos a cubrir para que un sitio realmente consiga tener la presencia que necesita cada negocio en particular.

Por eso, a la hora de crear una web, mi recomendación es conseguir un buen servicio profesional, ya que esa inversión adicional terminará dando buenos frutos a largo plazo.