¿Quien no se sintió presionado o ha sido víctima del apuro de los demás? ¿Quién no llego hasta sentirse ofendido si no te responden inmediatamente? No estamos obligados a contestar pero, sin embargo, moralmente se nos presiona para ello.

Contestar o no es tu decisión

Tenemos el derecho de no contestar si no queremos o hacerlo cuando queremos. Últimamente son cada vez mas las personas que deciden tomarse un descanso y salir del mundo del whatsapp y otras redes sociales con el objetivo de aliviar su vida y brindarse un poco de paz. No gratuitamente, ya que suelen ser muy criticados y cuestionados.

No contestar no es “ser un antisocial” o “un desconsiderado” como muchos quieren hacernos creer, simplemente estamos haciendo uso de nuestros derechos.

Es importante que valoremos nuestro derecho y también que recordemos que si no nos contestan, no quiere decir que no nos aprecien o no quieran tener relación con nosotros. Una persona que no contesta al whatsapp puede estar durmiendo, viendo la televisión, leyendo un libro, comiendo, respirando o, simplemente, viviendo.

A vivir se ha dicho!!!!

NO-WHATSAPP

 

Basado en una nota de “La mente es maravillosa”